¿SERÁ LA ENTOMOFAGIA UNA REALIDAD EN 2018?

Quizás, tras la lectura de las anteriores entradas, pueda suponerse que las variables planteadas con el fin de poner solución al problema de la ganadería sean aún demasiado novedosas para ponerse en práctica, como es el caso de la entomofagia. Pero en realidad, estamos mucho más cerca de lo que parece, debido a que en tan sólo unos días, mientras se da el inicio al año nuevo, entrará en vigor a su vez la nueva legislación de la Unión Europea sobre los nuevos alimentos y nuevos ingredientes alimentarios, una legislación que permitirá la comercialización de insectos enteros o sus partes como una nueva categoría alimentaria. Pero ¿Es realmente la entomofagia algo novedoso? ¿Por qué este reglamento no entró en vigor en el año 2015 cuando fue planteado y sí 3 años después? ¿Esta legislación quiere decir que el 1 de enero ya nos encontraremos con insectos en nuestros platos? 

¿ES REALMENTE LA ENTOMOFAGIA ALGO NOVEDOSO?

Hay numerosos ejemplos en la literatura histórica que demuestran que la entomofagia estaba muy extendida, sobre todo en Asia, Latinoamérica y África, encontrándose también referencias a su consumo en el Imperio Romano y en la Antigua Grecia.

En la actualidad, la entomofagia sigue vigente en numerosos lugares del mundo, aunque no en Europa, o al menos de manera directa, ya que por ejemplo, muchos animales criados de manera ecológica se alimentan en libertad de numerosas especies de insectos encontrados en el lugar donde estos animales son criados.

Por lo tanto y teniendo en cuenta la presencia que posee la entomofagia en la literatura histórica así como en la actualidad, podemos concluir en que esta, no es novedosa para el paladar humano.

 

 

SITUACIÓN LEGAL DE LA ENTOMOFAGIA EN EUROPA

El hecho de que en Europa la entomofagia no sea aún legal se debe a que esta se acogió en su momento al reglamento 258/1997, el cual plantea que debe evaluarse la seguridad alimentaria de todo aquello que no se haya consumido de manera significativa y segura como alimento en la Unión Europea antes del 15 de mayo de 1997.

Tras el paso de los años, con el planteamiento de los problemas producidos por la ganadería, así como el desarrollo de las posibles soluciones a los mismos, entre las cuales se encontraba la entomofagia, el parlamento europeo comenzó a recibir durante cada año al menos 7 peticiones para que se legislara a favor de la entomofagia con el fin de legalizar su consumo dentro de la Unión Europea.

Tras esto, se desarrolló el reglamento 2283/2015, dentro del cuál se contemplaban ya los insectos enteros o sus partes como una nueva categoría de alimento, aunque no entrando en vigor hasta el día 1 de Enero de 2018, debido principalmente a que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) necesitaba un marco de tiempo para evaluar la seguridad alimentaria de muchas de las especies de insectos que tienen intención de comenzar a formar parte del sector alimenticio.

Aunque a pesar de que hasta 2018 no entre en vigor esta nueva legislación, en el curso de estos 3 últimos años, países tales como Holanda, Suiza, Finlandia, Gran Bretaña, Francia o Bélgica han desarrollado un marco legal para su consumo.

 

 

¿QUÉ OCURRIRÁ A PARTIR DEL 1 DE ENERO?

Probablemente, la entrada en vigor de esta nueva legislación no sea sinónimo de que el mismo 1 de enero encontremos en los supermercados españoles insectos o productos que tengan insectos como ingrediente en su composición.

Más bien, lo que traerá este reglamento, será la posibilidad de que los empresarios que deseen comercializar insectos para consumo humano soliciten el permiso pertinente, el cuál desde que se solicita, hasta que es concedido, pueden llegar a pasar al menos 15 meses, según señala Adriana Casillas, directora general de MealFood Europe, quién también forma parte del grupo de trabajo de la Unión Europea sobre Nuevos Alimentos.

Aunque, lo que no podemos negar, es que este nuevo reglamento dará paso en unos días, al nacimiento del que puede ser y probablemente sea uno de los grandes sectores dentro de la industria alimentaria en el futuro, además de ser un gran paso en lo que se refiere a sostenibilidad y preservación del medio ambiente. 

 

 


BIBLIOGRAFÍA

  1. Situación legal y evaluación del riesgo del uso de insectos para la alimentación humana. Microservices [Internet], España [07/08/2016]. Disponible en: http://www.microservices.es/documentos_microservices/CONSUMO%20DE%20INSECTOS_AGOSTO%202016.pdf
  2. 2018, El año en que los insectos llegarán a tu plato. El Mundo [Internet], España [22/12/2017]. Disponible en: http://www.elmundo.es/papel/gastro/2017/12/22/5a3bf34146163f8e648b45dc.html
  3. Reglamento relativo a los nuevos alimentos. Diario Oficial de la Unión Europea [Internet], Francia [25/11/2015]. Disponible en: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:32015R2283&from=ES
  4. Situación de insectos en la Alimentación Humana. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) [Internet], España [30/03/2016]. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/seguridad_alimentaria/gestion_riesgos/INSECTOS_ALIMENTACION_.pdf 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.