ASOCIACIONISMO EN TORNO A LA INNOVACIÓN

En el post anterior constatábamos como los cambios que se producen en nuestro entorno son introducidos y aceptados cada vez con mayor rapidez. La entomofagia es un buen ejemplo de este planteamiento. Centrándonos en esta nueva práctica alimentaria, vimos como la semana pasada, programas televisivos de máxima audiencia tales como El hormiguero o Más vale tarde, introducían en su plató numerosos productos a base de insectos con el objetivo de que celebrities pudieran probarlos y opinar al respecto.

 

 

 

El hecho de que estos programas de máxima audiencia incluyan esta nueva tendencia alimentaria en sus emisiones es consecuencia de la entrada en vigor del nuevo reglamento europeo en el que se incluyen los insectos y no al simple hecho de que sea algo que pueda llamar la atención de los espectadores.

Desde que en 2015 se aprobara el citado reglamento (el cuál entraría en vigor en 2018), han surgido un centenar de empresas en Europa con el objeto de explotar lo que a buen seguro será un nuevo y amplio mercado dentro de la industria alimentaria. Muchos de estos emprendedores consiguieron iniciar su actividad incluso antes de 2018 ya que demostraron a sus respectivos gobiernos los muchos beneficios que pueden aportar este tipo de productos.

Este conglomerado empresarial vio la necesidad de crear una única voz para el incipiente sector de la entomofagia en general. Por lo que con el objeto de representar y defender sus intereses comunes, nació la Plataforma Internacional de Insectos para Alimentos y Piensos (IPIFF).

 

IPIFF reúne ya a 43 empresas europeas de este nuevo gremio. El año pasado se celebró la primera conferencia por parte de la IPIFF a la cuál asistieron más de 250 participantes, entre los que se encontraban representantes del Parlamento Europeo, productores de insectos, responsables políticos, científicos, ONGs e incluso el comisario de la Unión Europea para la Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.

 

 

Podemos asegurar entonces que la entomofagia es ya la primera gran alternativa proteica y sostenible que comienza a estar presente en nuestro entorno con total legalidad y que tiene como finalidad reducir el consumo de la carne tal y como la conocemos hoy en día. Ya que como hemos comentado en entradas anteriores, esta industria es altamente contaminante y consumidora en exceso de recursos naturales (tierra y agua).

Este próximo domingo, en el programa Salvados de Jordi Évole (en La Sexta) veremos un reportaje sobre alimentación en el que, presumiblemtene, Évole tratará en profundidad la necesidad que tiene la industria cárnica de reinventarse para ser sostenible.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.