A LA ÚLTIMA EN ALIMENTACIÓN

Vivimos en un mundo que se encuentra inmerso en un frenético proceso de transformación. Cada día vemos como de una manera vertiginosa se aceleran y precipitan cambios en todos los ámbitos y órdenes de la vida. A su vez podemos asegurar que esta acelerada forma de introducirnos a las nuevas tendencias es consecuencia de la globalización y del gran desarrollo tecnológico que han experimentado muchos de los países que conforman la esfera mundial.

También estamos constatando que con el paso de los años, los cambios se introducen y se aceptan cada vez con mayor rapidez gracias a la sociedad de la información, la aparición de Internet y los dispositivos tecnológicos que garantizan una conectividad total. Y es que como vemos en el siguiente gráfico, la radio tardó unos 38 años en alcanzar 50 millones de usuarios mientras que Twitter lo hizo en tan sólo 7 meses y medio.

 

 

Cuando algo está de moda en alguna parte del mundo, surgen demandantes en todos los lugares donde aún no lo sea porque ¿Quién no iba a querer estar a la última?

En el mundo de la alimentación ocurre más o menos lo mismo ¿Quién iba a pensar hace una década que terminaríamos introduciendo ese plato tan extraño que solían comer esos “raritos” nipones el cuál consistía en una envoltura de arroz y pescado crudo? ¿O que unos caracoles “a la Bourguignonne” serían una opción elegante para el catering de nuestra boda?

 

 

Y es que ahora, como ya hemos visto en anteriores entradas, la última moda en la alimentación, es la entomofagia: ¡Comer insectos! No sólo comerlos tal cual, sino procesarlos para consumirlos también en forma de panes, pastas, hamburguesas, barritas e incluso suplementos dietéticos.

Aterrizada esta moda en España tras la entrada en vigor el 1 de enero del nuevo reglamento europeo, son cada vez más los que quieren estar a la última en alimentación. Los medios ya se hacen eco de esta tendencia. Este mes de enero lo hemos visto en programas de máxima audiencia como por ejemplo en El Hormiguero, donde Pablo Motos y su “chico de los experimentos” (Jorge Marrón) se atrevieron con un pan hecho a base de harina de grillos o como cuando también esta semana en otro programa de máxima audiencia como es Más vale tarde, su presentadora Mamen Mendizabal presentaba todo un despliegue gastronómico alrededor del gran poder nutritivo de los insectos.

 

 

La entomofagia se trata de una moda que ha vuelto a renacer, ya que hablamos de un alimento al que estamos evolutivamente bastante acostumbrados, debido a que sin duda estos fueron consumidos durante milenios en el transcurso de nuestra historia.

Y si por algo se ha redactado un reglamento que permita volver a tener esta increíble fuente de proteínas en nuestros platos es por los muchos los beneficios que nos reportan estos pequeños seres, tanto nutricionales como los referidos a sostenibilidad y a rentabilidad.

 

 

Lo que está claro, es que cada vez se introducen las innovaciones con mucha más rapidez que antaño y parece ser que la entomofagia no será una excepción.

 

¡¡Puedes seguir también toda mi actividad a través del blog “El Futuro y La Alimentación” para el periódico Canarias7!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.